Alicia.

Es una fantasía.
Un conejo blanco, corriendo porque llega tarde.

Un gato que sonríe y se esfuma como el humo.
Una oruga que fuma cachimba.
Un loco con un sombrero adicto al té y que canta una canción que dice algo así "feliz, feliz no cumpleaños"
Una reina obsesionada con corazones y sedienta de sangre dado que su hobbie favorito es cortar cabezas.
Que estupidez ¿no?
Un mundo de locos, un mundo paralelo en el que la persona más cuerda es la que menos lo está.
¿Qué te crees Alicia?
¿Crees qué puedes huir a crecer? Te equivocas de cuento, Peter te ha quitado el puesto.
¿Crees qué tu imaginación te podrá salvar de lo que aun te queda por vivir?
Abre los ojos pequeña Alicia, el mundo es hipócrita, cruel y despiadado. No sobrevivirás si crees vivir en un mundo de ensueño.
Ese conejo blanco, no es más que el tiempo que pierdes con pamplinas.
Ese gato que sonríe y se esfuma, no es más que los recuerdos alegres que pasaron y ya no están.
¿Una oruga fumando cachimba?
Disney todos sabemos que hacías en el preciso instante que creaste al personaje.
El sombrerero loco no es más, que la inmadurez personificada, ¿por qué madurar si se es más feliz siendo un crío?
Y la reina es la guinda de este pastel. El amor representado en su mejor papel. Todo un mundo de corazones, un mundo de “JIJIJI JAJAJA”. Y de repente, ¡ZAS, en toda la boca! Como diría Peter Griffin o Sheldon.
Te destroza, te corta la cabeza, un mundo de corazones rotos.

- ¿Y qué respondes tu pequeña Alicia?
- ¡QUÉ OS DEN!
- ¿Y sabes qué te contesto yo?

BRAVO.


3 comentarios:

Cherise dijo...

Me encanta esta entrada, y la canción :)

cuartomenoscuatro dijo...

AMO ESTA ENTRADA, MÓNICA PRESIDENTA!!!

Celia dijo...

Me encanta Mónica!!! Que bien escribes, aunque después digas lo contrario :)

Publicar un comentario